HISTORIA

El colegio alegría de aprender, nació en el año 1998 como una necesidad sentida por la profesora Bertha María Mosquera Coutin, gestora de la idea y responsable del proyecto, debido a la falta de oportunidades que tenia los alumnos para ingresar a un centro educativo por bajo recurso económico, negándole este derecho fundamental como lo es la educación.

Otro factor fundamental de destacar es la que la mayoría de estos alumnos se encontraban des desescolarizados.

Este nombre de Alegría de Aprender, nació con la intencionalidad de inyectarle mucha alegría al proceso enseñanza aprendizaje, donde toda la comunidad educativa, alumnos, maestros y padres de familia se contagien con alegría de enseñar y de aprender, con la esperanza de sonreír como lema estrella de este gran proyecto, donde todos los involucrados sientan la necesidad de participar en él.

Es importante resaltar a las personas que de una u otra manera apoyaron esta iniciativa: Especializado Azael Lozano Arboleda, secretario de educación, la especializada Rubiela Montoya Montoya jefe de núcleo educativo, el concejal Santiago Santacruz Rambay (fallecido) y Ruth Emira Garcés directora de la escuela urbana cadenas las playas. El colegio inicio en una casa de familia, con 82 alumnos distribuidos asi: 38 en preescolar y 44 en el grado 1º, con un compromiso por parte de los padres de familia de colabora con un aporte de 7000 para asunto de papelería, por que el pago a los maestros no se considero por que la idea era prestar un servicio a la comunidad y recuperar tantos muchachos que al no encontrarse estudiando estaban en factores de riesgo.

Los siguientes educadores iniciaron con el proyecto: Rosa Apulia Mena, normalista, con el grado 1º, Bertha María Mosquera Coutin, tecnóloga en básica primaria, con el grado preescolar y el señor José Nerys Mosquera Mosquera, Director.

Debido a la gestión de las personas mencionadas anteriormente se logro un convenio con el departamento en febrero para el grado 1º y abril para preescolar.

Estos alumnos pertenecía al Aníbal Gallego, pero la parte académica y formativa se llevaba a cabo aquí en la institución.

A medida que el proyecto avanzaba, otras personas y instituciones se vincularon a este gran proceso:

Doctora Lucila Santamaría, con donación de pupitres, el brigadier Martin Orlando Carreño en la demolición de muros para la construcción y ampliación de la institución, Mario Alberto Mosquera director de la emisora Apartadó stéreo, hizo una donación de utensilios para restaurante, que funcionaban con refrigerios sencillos donados por algunas personas del comercio.

En este mismo año, se organizaron los padres de familia y en asamblea general fortaleciendo la institución quedando de la siguiente manera.

Damaris Caraballo – Presidente
Lucila Moreno - Vicepresidente
Mardonio Asprilla - Secretario
Humberto Murillo - Tesorero
Tirso Asprilla - Fiscal
Barbara Morales - Vocal

Al finalizar el año, se realizo la evaluación de todos los procesos realizados durante el año, hubo satisfacciones de los presentes por todos los logros obtenidos. El crecimiento cualitativo y cuantitativo se evidenciaba y comprometían a alumnos, maestros y padres de familia, a continuar participando activamente en el proceso, ofreciendo una educación de calidad enriquecida en valores.

En 1999 se traslado el convenio del instituto Aníbal Gallego al colegio Adventista la esperanza, se inicia pues el procedimiento legal ante las autoridades competentes del municipio de Apartadó como: Cámara de comercio, tesorería municipal, Secretaria de salud y seguridad social.

Por la solicitud de la institución se obtuvo la vista de las supervisoras. Amanda Urrego Vargas y Consuelo Bolívar para la aprobación de preescolar a 5º las cuales hicieron las recomendaciones.

Posteriormente en octubre de mismo año, se logro la aprobación mediante resolución Nº 10694 del 25 de noviembre de 1999. Cabe anotar que envista del crecimiento que ha tenido la institución se vio la necesidad de ampliar el espacio físico, por consiguiente se compro un lote de 10 x 35, aledaño a la institución y se construye un aula y el resto se dejo de patio En el año 2000, se inicia trabajando doble jornada con los docentes: Yancy Zamarys Renteria Mosquera, con preescolar, Bertha María Mosquera Coutin, con el grado 1º, Yolanda Zapata con el grado 2º y María Benigna Domínguez con el grado 3º.

Para dar cumplimiento a la obligatoriedad de la norma, se elige mediante un proceso democrático al alumno Jhonatan Ruiz del grado 3º como personero de la institución.

En el año 2001, llegan a la institución, los alumnos del colegio universidad Cooperativa de Colombia, enviado por jefe de núcleo Leibman Andrade y otros alumnos como resultado de un listado presentado por la junta de acción comunal del barrio, distribuidos por los grados 4º y 5º. Estos niños presentaban muchas dificultades comportamentales como rebeldía, agresividad, intolerancia, desmotivación para estudiar entre otras, por esta razón fue necesarios buscar docentes calificados con experiencia para la prevención para este tipo de casos, educando con efectividad y trascendiendo al ámbito familiar para identificar las causas e intervenir con mayor efectividad.

Los docentes fueron:

Francia Inés Lozano Urrutia
Martha Inés Rivas Orejuela
Rumilda Agualimpia
Ana Gregoria Aguilar Ortiz

Los anteriores docentes contaron con el apoyo de libertad asistida, ASPERLA, psicólogos, trabajadores sociales y pedagogos reeducadores en la parte de intervención y prevención de los casos referidos al problema comportamental que se estaba viviendo, lográndose con esto una mejor convivencia a nivel escolar y familiar.

En el año 2002, continua creciendo la institución con la necesidad de ampliar el espacio se compró otro terreno para satisfacer esta necesidad.

Se obtuvo una visita del convenio para verificar el listado de los alumnos y observar las condiciones locativas. Se crean los grados sextos en la jornada de la tarde.

Con una actividad muy especial se celebro la semana de la familia con el objetivo de fortalecer aun más la comunidad educativa, con talleres, conferencias, incluso se realizo un paseo al mar, donde fallece una alumna Claudia Milena Arango del grado 6º lamento este trágico incidente uniéndose de corazón de la comunidad educativa Alegría de Aprender, la esperanza de sonreír.